Saltar al contenido

Macarons de Queso

Los macarons con queso le darán a su variedad de macarrones una constancia muy particular.

macarons de queso

Receta de macarons de queso

Ingredientes

Para la masa:

  • 30 gr. de azúcar.
  • 110 gr. de azúcar glass.
  • 60 gr. de almendra molida.
  • 50 gr. de claras de huevo.
  • Gel colorante verde.

Para el relleno:

  • 125 gr. de mantequilla sin sal.
  • 160 gr. de azúcar glass.
  • 60 gr. de queso de crema.
  • 2 cucharadas de leche.

Preparación de macarons de queso

Haremos unos macarons con queso para que saborees hasta el último bocado.

  1. Picar bien las almendras y añadir el azúcar glasé. Mezclar todo bien.
  2. En otro cuenco vamos a mezclar los blancos con el azúcar, para llevarlos al conocido punto de nieve. Ahora, vierta la otra mezcla revolviendo lentamente, para que las claras de huevo no se desensamblen. Luego agregue un poco de gel colorante del color que haya elegido.
  3. Con las claras de huevo ya mezcladas con todo, asegurándonos de que la mezcla no haya salido demasiado líquida o dura, la ponemos en una manga de repostería en la que pondremos una boquilla no demasiado grande.
  4. En una bandeja vaciaremos la manga de pastelería, haciendo macarons, dándoles forma de galletas. Cuando estén listos, déjelos descansar entre 25 y 30 minutos.
  5. Poner en marcha el horno para que se precaliente a 180º C, cubriendo la bandeja con papel antiadherente, para que la mezcla que hemos preparado no se pegue.
  6. Colocar los macarons en reposo en la bandeja del horno y dejarlos cocer unos 20 minutos más o menos.
  7. Después de ese tiempo, sáquelos y déjelos descansar unos minutos.
  8. Iremos haciendo el relleno mientras, para ello ponemos la mantequilla en un bol y dejamos ablandar un poco a temperatura ambiente. Añadir el queso cremoso, el azúcar glasé y las cucharadas de leche y batir hasta obtener una crema homogénea y única.
  9. Repartiremos esta crema en los macarons, colocándola en uno y saltándola en el siguiente. El macarons con relleno lo cubrimos con el que no hemos puesto nada y lo tenemos listo para degustar y disfrutar.